Errores de mamás primerizas

Cuando somos madres por primera vez, es común cometer ciertos errores con nuestro bebé por falta de información o exceso de cuidado, que a la larga se aprenden con la experiencia. Aquí te los presentamos, para que los reconozcas y puedas evitarlos…

1. Meterlo en cama de los papás: No es bueno cambiar su cuna por nuestra cama ya que corres el riesgo de quedarte dormida y aplastar o asfixiar al bebé. Además, el niño puede acostumbrarse a dormir entre los papás y no quiera volver a dormir en su cuna.

2. Exceso de abrigo: Si la temperatura de la casa está alrededor de los 20-22º, el niño puede vestir un monito de algodón y estará perfecto.  Si el bebé tiene frío, sus manos y sus pies estarán fríos o un poco amoratados, pero si suda el cuello y la cabeza, tiene calor.

3. Esterilizar todo: Intenta que los objetos del bebé estén bien limpios, pero no esterilizados, ya que hay que dejar que el bebé desarrolle defensas para conseguir inmunidad de forma natural.

4. Silencio absoluto mientras duerme: Hay que habituar al bebé a percibir los ruidos cotidianos de la casa porque cuando hay silencio absoluto y esté dormido, se sobresaltará con cualquier ruido.

5. Opinión de abuelas y otras mamás: Aunque escuches muchos consejos de otras madres, sigue a tu pediatra, él es el profesional en el tema que más puede ayudar a tu bebé.

6. En brazos ajenos: No hay riesgo que otras personas den besos y toquen al bebé, a menos que una persona este enferma y ahí si no es conveniente que este cerca para evitar contagios.

7. No eres súper-mujer: El parto y el cuidado del bebé requieren un gran esfuerzo físico y mental, que no te de pena pedir ayuda y déjate ayudar.